Círculo infinito

El agradecimiento es un círculo de trazado infinito, incompleto e imposible de cerrar. Cuando alguien está agradecido de corazón, adquiere una deuda eterna. Siempre es insuficiente el tiempo cuando se trata de demostrar lo que significa algo que tiene un valor incalculable. Y, sin embargo, voy a intentar expresar en palabras el cambalache ocurrido en mi alma hace un par de noches. Aunque he de decir que aún estoy en una nube.

Hace algo más de un año aterricé en el particular universo de un grupo musical llamado La MODA (La Maravillosa Orquesta del Alcohol). De la mano de Rox, me adentré en sus letras y su música con la facilidad de aquel que llega a casa y se siente cómodo en el hogar. Estos chicos de Burgos hacen sentir en el más amplio significado de la palabra. Expresan ternura, pasión, amor y también odio, rabia, tristeza… Son puro corazón. Compartí con muchos y muchas estas sensaciones, pero mi primo Luis Ángel,  bombero que en acto de servicio  acababa de sufrir un accidente en el que estuvo a punto de perder la vida y que tuvo terribles consecuencias para sus tobillos, acogió al grupo como algo propio. En el último año, la recuperación ha sido dura, él ha tenido que volver a aprender a caminar, y La MODA ha formado parte de su banda sonora.  Hasta tal punto, que en septiembre, cuando los burgaleses dijeron que iban a venir a Salamanca a presentar su nuevo disco “Salvavida de las balas perdidas” no dudamos en coger las entradas. “Si estoy bien voy”, me dijo, cuando le sugerí adquirirlas con antelación. El ir a este concierto con él era para mí un sueño.

La mañana del concierto, 16 de diciembre, me levanté con una sensación de extrema felicidad. Por eso decidí compartirla. Escribí un mensaje por Instagram al vocalista del grupo, David Ruiz, contándole toda la historia. ¡Fue un increíble!, en pocas horas recibí su contestación diciendo que era una historia muy bonita y dando ánimos a mi primo. No os podéis imaginar lo que significó para mí. Nunca antes me había pasado nada igual. De nuevo, volví a sentirme bien gracias a este grupo. Por la tarde, en el viaje desde Ciudad Rodrigo a Salamanca para ver el concierto, le enseñé a Luis Ángel el mensaje y la contestación, ¡no se lo podía creer!

Ya en el CAEM, abarrotado para la ocasión, disfrutamos de un impresionante concierto, donde la gente estaba levantada de los asientos desde el minuto cero y cantaba y bailaba entregada como si aquel fuera el último instante de sus vidas. En mitad del concierto, David, el vocalista, comenzó a contar una historia. Sorprendidos Luis Ángel y yo nos miramos. ¡Era nuestra historia! La MODA dedicaba una canción a mi primo, “Hay un fuego dentro”. Empecé a chillar, a dar las gracias, a llorar, agarré a Rox de la mano, abracé a Luis Ángel, y así, los tres, escuchamos emocionados. “Siempre hay una luz, no se va, es igual que tú”.

Acto seguido David en un inquietante y mágico momento  cantó “Campo amarillo”, el himno de la comunidad rural con la que tan identificada me siento. Pertenezco a la tierra que menos importa, donde no puedes buscar “oro si no lo da el cielo”, donde “quieren hacer el agosto a nuestra cosa”, “sístole, diástole, diáspora, fin”.
¿Qué os puedo decir David, Caleb, Alvar, Joselito, Jorge y Jacobo? Sois GRANDES. Vuestra sencillez y cercanía conquista. La deuda del soplo de hechizo que recibí en vuestro concierto será eterna. Aún nos sentimos en “ese instante en que la montaña rusa llega arriba, y no antes, ni después”. No hay tiempo para expresar lo que sentimos. Encontré “a los que pueden parar el mundo solo con mirar” en vosotros. Gracias eternas. Círculo infinito.

20171216_212137

Advertisements
Posted in Uncategorized | 2 Comments

Las cuerdas del alma

A menudo explico a los más pequeños que todos poseemos un instrumento interior: la voz. Relato cómo las cuerdas vocales vibran al inspirar y expirar, cómo debemos utilizarlas y lo útil que es practicar para modular la intensidad, el ritmo y el volumen. También les digo que este extraordinario don, que tenemos cada uno de nosotros, nos diferencia y ofrece una determinada personalidad. Es único. Cada uno sonamos distinto, por dentro y por fuera.
Ocurre lo mismo con las cuerdas del alma. Todos poseemos una música interior, un don natural con el que nacemos, que hemos de desarrollar y cuidar. Pero, sobre todo, que tenemos que descubrir. Muchas veces no somos conscientes de que nosotros podemos ofrecer una música  maravillosa si aprendemos a manejar ese increíble instrumento que son las cuerdas del alma.
Así, hay personas que se limitan a lo imprescindible, al efecto cotidiano que nos lleva a despertar, ronronear sobre nuestra propia existencia, remitirnos a la queja por inercia y dejar pasar el tiempo como si de río incontenible se tratara.
Luego están las que van un poquito más allá, las personas que deducen que lo superficial es un malgasto anodino. Son aquellos que se ponen de puntillas para ver lo que hay detrás del bosque, los que descubren con agrado que pueden entonar una canción con sólo poner sus acciones al servicio de los demás, los que son capaces de identificar colores únicamente abriendo los ojos, los que definitivamente entonan una melodía agradable a su entorno y vida.
En un tercer lugar, se encuentran aquellos que son atrevidos, que superan el límite de la vergüenza, que suben a los árboles para tocar el cielo, que entregan su tiempo y espacio, que descubren que el sonido interior no tiene límites y son capaces de crear sinfonías memorables, que indican el camino a los que les acompañan y a los que vendrán. Son los imprescindibles de Brecht.
Hoy, prueba a hacer sonar tu música interior. Ese increíble y maravilloso don con el fuiste dotado. Comprobarás que más allá del silencio cotidiano, existe una banda sonora especial que acompaña tu vida, la que tú mismo eres capaz de crear con las cuerdas de tu alma. Hazlas sonar.

Imágenes-de-amor-a-la-música

Posted in ARTÍCULOS | Leave a comment

EJE INFINITO

Podría escribirte en cualquier momento de mi vida, porque el simple hecho de pensar en ti me inspira.
Podría imaginar cada milímetro de tu rostro, porque tu imagen permanece indeleble en los confines de mi alma, por siempre. Permaneces.
Rememoro cada instante vivido contigo y esto me da fuerza para continuar y seguir en el camino trazado, mucho antes de que yo existiera.
Siento que, aunque la porción de sabiduría que conozco es mínima, aprendí mucho de lo que sé de ti, de tu forma de hablar, de contar la vida, de actuar en cada minuto de tu vivencia.
Y, créeme si te digo, que aunque en ocasiones tu silencio, no pretendido, me abruma y me llena de inquietud, prefiero la incertidumbre del no saber cuándo dirás una palabra a la consciencia de que nuestra historia ha finalizado.
No creo posible, una vida distante de la tuya.
No creo posible, un día sin ti.
Razono cada una de mis palabras y creo haber caído en una locura inexorable, inimaginada, única porque es sólo mía.
No se trata de amor, así lo creo. No es una pasión irracional, ni un me muero por ti. Es la certeza de tenerte dentro, de ser parte de ti.
Y así, mezclados, giramos en torno a una única vida que nunca llegará a su fin, que se repite a lo largo de la historia, ahora en forma de tú y yo, ayer con otra experiencia y vivencia, mañana quién sabe, pero siempre idéntica.
Relato imposible, increíble mas… cierto.
Tu palabra será para mí mi mayor energía. El verso absurdo de quien fuiste, eres y serás.
Energía y fuerza cotidiana que busco y encuentro, relato perfecto, visión certera, camino sin principio ni fin.
Eje infinito.

ESCUCHA ESTE ARTÍCULO EN AUDIO AQUÍ:
Ir a descargar

Posted in ARTÍCULOS | 2 Comments

Como una tarde de sol que guardo, por si hace falta

“En medio del invierno, aprendí por fin que había en mí un verano invencible”
(Albert Camus)

Terminar un libro con una frase que le sentaría como un guante a cualquier persona con un corazón mínimamente sensible, contar historias cotidianas y al mismo tiempo extraordinarias como si fuésemos capaces de asomarnos al interior de los protagonistas, trenzar personajes desdibujando cada rasgo mientras la energía de cada uno de ellos fluye a través de las palabras, comunicar mundos que van de lo real a lo imaginario, pasando por la magia y el encantamiento, de lo espiritual al más allá del fin, sentir que te cuentan aquello que deseas saber en el momento oportuno, todo ello me lo ofrece la Allende en sus escritos y novelas, esos cuentos que ofrece con frecuencia, cuando termina la tarea que comienza con el año, cada ocho de enero.
Al terminar la apasionante lectura de “Más allá del invierno” de Isabel Allende, guardo algunas frases en el alma:

“(…) se consolaba con la certeza de que todo cambia. Cualquier desdicha de un día sería historia al día siguiente”

“(…) Decía que sólo los humanos andaban centrados en sí mismos, esclavos de su ego, observándose a la defensiva aunque ningún peligro los amenazara”.

“Pero entonces llegas tú y me das permiso para afligirme por mis pérdidas, reírme de mis torpezas y llorar como un mocoso”

Y más que reservo en mi íntimo ser, pequeños tesoros que emergen en el momento preciso, como “una tarde de sol, que guardo por si hace falta, por si la quieres, ese es un tesoro que nadie podrá arrebatarte”.*

*(“Una tarde de sol”, Manolo García)

Posted in ARTÍCULOS, LIBROS | Tagged , , , | Leave a comment

Inside the colour

Hoy me sumergiré en la realidad como si de una lámina de Patt Scott se tratase, buceando en los colores y disfrutando de cada una de las tonalidades. Ignorando realidades en blanco y negro, ficticias e impuestas, caminando con libre albedrío por las olas de las horas, sin atender a la amenaza de tempestad salvaje. Ondearé las velas al viento, sumergiendo mi cabeza en un mar azul profundo, en un campo de hierba verde, en un cielo repleto de nubes multicolores en una camino de tonos amarillos agrestes. Y así, pintando el paisaje, descubriré que mis manos, mis piernas, mi rostro, se contagian de los colores que vivo, al tiempo que crecen mis extremidades para llegar al otro lado del mundo. La riqueza del color dará vida y con ella aprenderé a perfilar lo que veo, pienso y siento. Viendo, creciendo, viviendo,…, coloreando.

Posted in ARTÍCULOS | Tagged , | Leave a comment

IMAGINANDO LA OLMEDA MÁGICA

A menudo necesitamos tomar la alegría en porciones. Esta necesidad suele aparecer tras un periodo de abstinencia de sonrisas, risas y diminutos instantes de felicidad, cuando la preocupación el nervio o la lágrima parecen ocupar tu corazón ya sea prolongada o momentáneamente. Así, al día siguiente del desasosiego, en cuanto amaneces a la normalidad ya te sientes feliz y con muchas ganas de ver cualquier elemento cotidiano como algo especial.
A mí me pasó esto recientemente. Tras instantes de tristeza vino el hambre de euforia. Recorrí la muralla de mi isla poniendo especial atención en el paisaje gracias a la palabra y presencia de un amigo de siempre., eterno, de los que están aunque no los percibas. Fue como si alguien levantara el telón de un escenario mil y una veces visto, como si iluminara con una varita mágica especial cada elemento. Ahora la malva, después la mariposa Pandora, al lado la lagartija de Guadarrama y en el horizonte las sempiternas montañas: el imaginado Jálama, la sierra de Gata, la Canchera, la Hastiala, el paso natural angosto y difícil llamado de San Giraldo y ya descrito por los antiguos viajeros, Torralba, Camaces y el Pozo Airón. Luego vinieron los pájaros. La historia de las aves políglotass, la del cuco y las de los aviones roqueros, los incansables vencejos y los milanos reales que vienen a pasar el invierno desde centro Europa a nuestra tierra.
Y, así, la alegría incrementada por dos géminis especiales que nunca me dejan caer, iba llenando los vados del alma, resquicios de un reciente oleaje de debilidad, miedo y pequeña oscuridad.
Así surgió la sonrisa, pensando en la olmeda mágica que un día, no hace mucho, existió a la vera del río que atraviesa la isla. Agradecida. Mi corazón voló en torno a la muralla, como uno de esos vencejos que dormitan alto y no se cansan nunca de disfrutar del viaje. Todo un regalo.

Posted in ARTÍCULOS | Leave a comment

¡Venga ya! ¡Despierta! Abre esos maravillosos ojos que, como enormes ventanas, iluminan a todo el que se acerca a ti con tan sólo mirarte. Dispón tus oídos a escuchar tan magníficamente como lo haces, cada día, en cada momento, siempre que lo necesito. Eres tan increíblemente especial. ¿Acaso no lo sabes? Sin ti la vida sería diferente, mi vida sería distinta. Sólo quería decírtelo. Sólo quería decírtelo.

¡Vamos! ¡Levanta! Extiende tus alas de ángel y salta al vacío de la vida con la seguridad de que planearás por encima de las nubes, el cielo se abre ante ti, infinito, abierto, libre. Hoy serás un ángel, el que eres siempre, cuando acompañas, cuando apoyas, cuando ayudas, cuando simplemente estás, ¡qué importante es tu presencia para el que menos lo esperas! ¡Qué importante es que estés a mi lado, sea cerca o lejos, pero siempre aquí!

Puedo contar contigo. Siempre. Realmente eres tan especial. ¡Una persona única! ¿Acaso no lo sabías? Por eso te lo digo, ahora, ya lo sabes.

¡Ey! ¡Ya es hora! Sonríe. Esa sonrisa de locura que hace que en mi vida todo cambie con tan sólo mirarte. Amanece, el sol que ilumina tu rostro alumbra el camino de baldosas amarillas que te lleva aquí, allá, arriba, abajo, a todos los rincones y en todos los lugares, allá donde quieras llegar con paso firme, seguro, decidido, tu paso.

¡Vamos! ¡Respira,m siente, habla, canta, llora… Eres un ángel, mi ángel, una persona única, irrepetible, TÚ, especial al menos… para mí. Y no tengo más que añadir.

Ir a descargar

 

Posted in ARTÍCULOS, PANDORA NOVIEMBRE. SERVICIOS DE PALABRA. | Tagged , , | Leave a comment

Mar dulce

 

Acudir a la isla, introducida en su mundo mágico, de la mano de sus habitantes, va mucho más allá de un viaje predecible e imaginado como objetivo visible de deseo al final del camino cotidiano , vía de vagones infinitos que nos desplazan a toda velocidad por los raíles de las horas. Ir de la mano siguiendo pistas, sean plausibles o no, equivocarse, buscar, llamar y encontrar el lugar o el momento indicado es diferente cuando eres guiada por la persona conocida y si el envoltorio es el cariño de quien bien te quiere o aprecia, mejor.
Por el mapa trazado, viajamos sin tiempo, la isla nos recibe con el sosiego que imprime el sol y el mar ilimitado, azul e infinito, “antiguo”, como dice la canción.
Y volamos encontrando con agrado lo que nos rodea, al tiempo que nos hacemos los encontradizos con nosotros mismos, con nuestra propia verdad, dando la vuelta a nuestra alma sin costuras, abierta y libre.
Así, escuchamos historias de evolución, del carro al todo terreno, de las propinas extraterrestres al cobro por respirar…, y en medio de la crónica, ante una descripción tan concreta, serena y perfecta, se abre la oportunidad del ojo de buey al pasado. Todo es diferente cuando se mira el presente a través de la mirada de aquel que conoció el tiempo anterior del paisaje que te rodea.
Los oídos se acunan al percibir la musicalidad vocal, se mecen al ritmo del compás del mar, siempre presente. El espíritu se sumerge en la fuerza paternal, maternal y fraternal de aquellos nudos que son más fuertes de lo esperado, de lo nunca percibido. Compartir.

El mar me recupera y reinventa. Fuerza.

Para escuchar este texto:
Ir a descargar

 

Posted in ARTÍCULOS, AUDIOS | Tagged , , , , | Leave a comment

LECTURA DE VERANO: “EL DOCTOR ZHIVAGO”

“Apetecía soñar y pensar en el porvenir”

“Perdóname una vez más el desorden de mis palabras. ¡Cómo me gustaría hablar contigo sin este énfasis! Pero, la verdad, no podemos elegir. (…) Tenemos los días contados. Aprovechémoslos como podamos. Los gastaremos para acompañar la vida como se acompaña a quien tiene que partir, como el último encuentro antes de la separación. Nos despediremos de todo lo que queremos, de nuestros pensamientos de siempre, del modo en que soñábamos vivir y de lo que nos ha enseñado la conciencia. Nos despediremos de las esperanzas, nos despediremos mutuamente. Volveremos a decirnos uno a otro nuestras palabras secretas por la noche, grandes y pacíficas como el nombre del océano de Asia. No por nada estás aquí, al final de mi vida, mi escondido amor, mi amor secreto, bajo el cielo de la guerra y las insurrecciones, tú que te me apareciste al principio bajo el plácido cielo de la infancia (…)

Luego a menudo he intentado dar un nombre a esa luz de hechizo que dejaste entonces en mi alma, ese rayo que gradualmente se apagaba, esa música que moría, que me acompañaron durante toda la existencia y que se han convertido en la llave de mi conocimiento de todo el resto del mundo, gracias a ti”.
(Borís L. Pasternak. “El doctor Zhivago”)

 

SI QUIERES ESCUCHAR ESTE TEXTO HAZ CLICK AQUÍ

Ir a descargar

Posted in LIBROS | Leave a comment

Principios activos

A menudo nos enredamos en la maraña de nuestros propios pensamientos, dando vueltas constantemente a la misma idea y opinión. El enredo resulta tan complicado y pesado que nos arrastra a la profundidad del océano y la brazada es imposible, la locura y el extremo se ven cerca. La superficie clara y bella es distante y lejana. No hay salida. Casi, casi te recreas con tu porpio derrumbamiento, viendo en pantalla grande y a cámara lenta como caen las piezas, una tras otra, una tras otra… Sin más. Desasosiego. Silencio.

Sin embargo, cuando menos lo esperas, llega el sonido de tu voz, requisito necesario para encontrar la luz, tu voz me da alas.

A ese primer indicio de salida, le sucede la presencia fortuita e inesperada de personas que aterrizan en tu alma en el momento preciso, que entran en tu vida como viento fresco en el cuarto oscuro, iluminándolo todo. Estas presencias repentinas toman tu alma y la ponen a centrifugar, lavando con cuidado lo más difícil y tendiéndola después al sol para orear.

Son gente que supone el principio activo de una química personal necesaria en un mundo donde el individualismo se impone. Son personas y situaciones que te hacen ver los árboles y con ellos la vida de otro modo, de otra manera, desanudando tus piernas de la marañaa, desenredándolo, todo.

Son personas con las que puedes bailar hasta el amanecer canciones trasnochadas, pero siempre vivivas, llenas del ritmo necesario para detener el tiempo.

Gente a las que la sencilla dulzura de un caramelo hace feliz. Personas con las que hablar, hablar, hablar….

Y así poco a poco la luz es más cercana, nadar es posible y sonreír en la imensidad del mar es vital para poder respirar.

Agradezco la presencia de a cada una de estas personitas que he encontrado en las últimas semanas. No son superhéroes, pero saben besar, abrazar, acompañar, caminar al lado sin hacer ruido pero ofreciendo la fuerza necesaria para continuar.

 

Posted in ARTÍCULOS | Tagged , , , | Leave a comment