Tu historia de Amor

Comencé la semana con la fuerza de aquellos que me quieren y a los que quiero, una energía soprendentemente positiva que corre por el interior de toda persona por el hecho de serlo. Todos contamos con alguna historia de Amor, más o menos larga, con mayor o menor interés, pero siempre digna de una película, libro o, incluso, serie.

Viene a cuenta esta reflexión de la serie “Modern love”, dirigida y creada por John Carney, por el que siento predilección debido a que dos de sus películas forman parte de mi lista de favoritas: “Once” y “Begin Again”. “Modern love” son ocho capítulos en su primera temporada, ocho historias independientes que hablan de las relaciones, el amor y la conexión humana, basadas en una columna del periódico The New York Times. De modo, que nos adentramos en microrelatos que nos llevan a pensar en el origen sencillo de las relaciones, en la necesidad de Amor que tenemos todos para sobrevivir, de sentirnos queridos, de dar y recibir el más grande de los sentimientos. A través de las imágenes, la serie nos muestra el dolor, las malas rachas de pareja, la enfermedad, la ruptura, la nostalgia por el Amor que se fue, la imposibilidad de querer o de ser querido a pesar de desearlo con todas tus fuerzas. Pero también nos enseña la ilusión, el desconcierto inicial, la emoción, el impulso, la pasión, la alegría de construir un futuro, el deseo, la necesidad inexplicable de estar juntos sin saber el porqué.

La serie ofrece un amplio abanico de relaciones y es difícil no sentirse identificado con alguna de ellas. Cuando he terminado de verla, me ha dado por pensar en la cantidad de historias de Amor que giran a mi alrededor y que compruebo todos los días. A veces es Amor de pareja, otras simplemente relaciones de amistad necesarias que te ofrecen ayuda y apoyo a diario, otras son Amores platónicos que superan la ilusión y que ofrecen momentos de inexplicable belleza, en ocasiones el Amor se manifiesta con el espíritu de la compasión, del compartir trocitos de corazón y poner almas en conexión en determinados instantes del día, que guardamos como pequeños tesoros en un cofre secreto y escondido. Y todo es Amor, entrega, la energía que realmente mueve el mundo.

Piensa en tu propia historia de Amor. Recuerda como le o la conociste, qué te impulsó a hablar con ella o con él, que increíble coincidencia hizo que los astros se alinearan y que comenzara esa zozobra interior que no te deja pensar en otra cosa. Valora cada palabra, cada poema escrito, cada mensaje enviado y recibido. Sonríe y da gracias por haberlo vivido, por estarlo disfrutando o no, por formar parte de esta corriente que nos envuelve y que nos hace Ser.

El Amor está en el aire ¿o es que no lo habías notado?

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s