Como quedar mal a la vez con todas las personas que quieres (o no)

Todo fracaso merece una segunda oportunidad y si no se la damos, con toda probabilidad, la imagen de la derrota y del rendimiento llegará a nuestra mente cada día de esta vida. Así lo pienso.

A estas alturas pienso en los bueno y lo malo de instante anual, esos 365 días que nos traen de cabeza, donde los propósitos son muchos y las realidades son algunas menos. Enfrentada a las columnas del haber y del deber, mi conciencia no puede resistirlo. Hay un propósito no cumplido que sobrevuela el alma y me hace pensar en un callejón sin salida.

Hasta tal punto, llega esa derrota que incluso pensé, a sugerencia de mi compañera Rosana, en escribir sobre ello: “Como quedar mal a la vez con todas las personas que quieres”.

Sin embargo, no me rindo fácilmente. Ya sea una cuestión u otra, en un momento o en otro, he de continuar intentándolo, y aquí estoy. Dando a mi alma y espíritu una nueva oportunidad.

Verán, es que yo el año pasado regalé uno de mis bienes más preciados: TIEMPO.

Ese fue mi regalo de Navidad: MIS DÍAS.

Uno por uno, fui regalando días a los seres más queridos de mi vida. Y acogieron la propuesta con gran entusiasmo. A mi hermana María, le regalé el 12 de marzo. A Teresa, el 11 de junio. A la ya mencionada Rosana, el 8 de octubre. A este, el día tal. A aquel, el martes de la semana siguiente. Y así semana tras semana fui regalando mis días de 2019.

El compromiso era sencillo: una llamada, una fotografía, una conversación, un café con la persona a la que regalabas tu día. El primer mes del año, Enero, todo fue como la seda. Cumplía con mi compromiso, sin problema y con devoción. Pero … ¡llegó Febrero! Y aquello de los días regalados se convirtió más en un problema que en una bendición. ¡Era tan difícil compartir el tiempo!

¡Es tan difícil hacer hueco a aquellos que amas!

La frase ya de por sí resulta increíble ¿verdad? Pues para mí resultó una odisea, un quebradero de cabeza y allá por Carnaval decidí que ya debía demasiados días a mis amistades y familiares y que el regalo no había sido una buena idea.

Sin embargo, creo que debo dar una nueva oportunidad a la propuesta. El 2020 se presenta como un inmenso regalo ¿Y si no tengo tiempo para aquellos que quiero? ¿Para qué o quién lo voy a tener? De modo, que volveré a hacer el regalo de nuevo. ¡A ver qué pasa! ¡A ver si mis intenciones van más allá de mis voluntades!

Amar consiste en ir más allá de las palabras. Una demostración de amor es el mayor regalo que podemos hacer a aquellas personas que forman parte de nuestro corazón. Y el TIEMPO continúa siendo, sin lugar a dudas, el presente perfecto.

(Continuará).

This entry was posted in ARTÍCULOS. Bookmark the permalink.

2 Responses to Como quedar mal a la vez con todas las personas que quieres (o no)

  1. Maria C says:

    Rebeca, tu regalo del año pasado fue el propósito más bonito del mundo: regalar tiempo y dedicación a las personas que más quieres y te importan. Yo no creo que no hayas cumplido con tu palabra. Piensas que has defraudado pero no es cierto. Este año no solo me has regalado un momento de un día concreto. Me has apoyado y regalado momentos muy a menudo. Esos detalles que te propones fijar en un dia se han extendido a lo largo de todo el año y estoy segura que lo mismo ha ocurrido con el resto de personas. Te lo agradezco un montón. Brindemos por todos los momentos que nos hemos dedicado y nos dedicaremos!😊😘

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s