Libro de instrucciones para encontrar instantes de luz

Ahora que vuelven los días grises, mi amiga de más tiempo en la isla me invita a descubrir ratitos de luz. Esos instantes libres de oscuras nubes, donde abro mi paraguas de colores con libertad, donde expando mis raíces y tomo la energía que mi alma necesita para crecer. Como confío en la sabiduría que ofrece la amistad de larga andadura, así lo hago. Y me recreo con el momento de luna, con la naturaleza cercana, que ronda nuestra vida y gira en espiral interminable aunque a veces no nos demos ni cuenta. Así, observo los árboles barriendo las nubes, disfruto con los matices del amarillo de las hojas caídas, veo surgir el vapor del agua en el despertar mañanero y me sumerjo en el mar de colores que ofrece el amanecer. De golpe, he crecido dos centímetros en mi altura luminaria. Sonrío.

Luego viene la conversación oportuna. Ya sea procurada o improvisada, siempre es necesaria. Ayuda a verbalizar lo que llevas en tu interior, a no sentirte sola, a reír con lo más nimio, descarga el fardo de la ira, la rabia y la incomprensión. Sentirse querido es el nutriente más importante cuando se trata del alma. Tú me haces sentir escuchada, entendida, esperada. El saber que formas parte de alguien es, sin duda, un gran instante de luz.
Más tarde vienen las luciérnagas que aparecen cuando menos lo esperas. En mi caso son las palabras que sobrevuelan cada momento del día, lucernarias que surgen de forma natural, la escritura es una necesidad. Como decía Sampedro “sólo vale la pena escribir porque no se puede evitar”. Pues eso. Encontrar y disfrutar de algo que te guste es otro momento de luz.

Increíblemente, la última pauta del libro de instrucciones sobre la búsqueda de instantes de luz, llegó mientras dormía. Soñé con Serendipity, nunca antes me había ocurrido. En el sueño ella me decía que debía escribir cada día cinco nombres, pensar en cinco personas de mi entorno a las que iba a hacer brillar (curiosamente ella había escrito mi nombre en su listado diario). Porque el instante de luz también se encuentra en nuestro interior, y será más y más grande cuanto más ayudemos, más hagamos felices a los que nos rodean, más iluminemos y hagamos brillar. Al despertar comprendí que , en realidad, somos luz, pero que sólo lo comprobamos cuando nos sentimos bien, y ese “sentirse bien” tiene mucho que ver con nuestra relación con los demás, con nuestra forma de iluminar.
Hoy pensaré en cinco personas a las que me gustaría ayudar a brillar. Tal vez seas tú una de ellas. Tal vez.

Nota: Hasta aquí, el listado de instrucciones en la búsqueda de instantes de luz. Advertencia, este listado ha de adaptarse a tu momento, situación y vida. Sólo hay una premisa cierta, cuando las nubes grises que te persiguen aparezcan, abre el paraguas de colores que propicia el amor. Verás como todo cambia. Palabra de Pandora. 😉

Advertisements
This entry was posted in ARTÍCULOS. Bookmark the permalink.

One Response to Libro de instrucciones para encontrar instantes de luz

  1. Pilar says:

    Qué bonito te ha quedado hoy¡
    Un beso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s