¡Miranfú!

(Dedicado a mis compañeros camino… ¡de todos los caminos!)

“Quiero quedarme a vivir en este instante, en el que la montaña rusa llega arriba, y no antes ni después” (La M.O.D.A.)

Nos hubiésemos quedado a vivir en ese instante, el del logro y la hazaña conseguida, el del objetivo logrado, el instante irrepetible que supone cruzar la meta, el momento que formaría parte de la historia de nuestras vidas como un capítulo reseñable para contar. “Lo hice”, lo conseguí”, diríamos con amplitud de sonrisa y gran energía. Guardaremos, sin embargo, ese instante en la caja mágica de nuestro corazón, con cariño, sacándole brillo de vez en cuando para no olvidar, para siempre recordar. Para escribir versos de foto instantánea, descripción física de lo que fue, evocadora imagen de lo ocurrido.

¿Y después? ¿Y después qué? La realidad del sueño feliz. La andadura. Llega el momento de despertar, de incorporarse a la a la rutina, a la vida diaria. Y ahora, aquí, el camino se desdibuja entre la niebla y búsqueda frustrada de flechas amarillas.

Lejos de descargar la mochila. Traje mi valija interior llena de buenas intenciones. Mas el cielo me recuerda que la intención y el recuerdo no son suficientes. Hace falta Fe y confianza indestructible, como la sonrisa que me empuja a diario, cotidianamente, cada mañana. La luz del amanecer, la alegría que mueve el mundo.

Buscaré lo extraordinario en cada momento de este día. Ahora que tengo el impulso de lo conseguido y vivido, balanceo constante que me ayudará en la búsqueda de un nuevo objetivo y, con la memoria de lo logrado, trazaré un nuevo rumbo en mi trayectoria vital, dispuesta a encontrar el pasadizo secreto que conduce a la libertad. Remaré en contra del viento, a pesar de la fuerza de las aguas desbordadas. Y lo haré ahora que tengo fuerza acumulada, gracias al apoyo prestado por aquellos que me acompañaron en los distintos caminos de la vida, que son muchos, que eres tú que me lees o escuchas, que eres tú que me aportas la fuerza del cariño, la amistad, la valentía, la constancia, el esfuerzo, la presencia, la eternidad del amor.

By the way, ¡gracias! Hoy reviviré contigo el instante de la montaña rusa, del primer beso, del inmenso abrazo, del primer llanto, de la mirada eterna, del momento perfecto que permanece y da fuerza, para no olvidar. Y esto será lo que hará diferente y especial este día, nuestro día.  ¡Miranfú!

(“Miranfú”, es una palabra que significa “va a pasar algo diferente, nuevo y especial”. Es una de las palabras inventadas por Sara, la protagonista de “Caperucita en Manhattan” de Carmen Martín Gaite, libro por cierto más que recomendable)

 

PARA ESCUCHAR ESTE TEXTO, HAZ CLICK, AQUÍ

 
Ir a descargar

Advertisements
This entry was posted in ARTÍCULOS. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s