EN BUSCA DE NUESTRO MOMENTO “AJÁ”

En una reciente entrevista a Mara Dierssen en El País, esta neurocientífica habla de la inspiración creativa asociada a un estado del cerebro, sostiene que “hay un momento ajá, como le ocurre al protagonista de Vickie, el vikingo, cuando dice “Tengo una idea”. Estoy completamente de acuerdo, la vida está llena de momentos “ajá”, donde frotamos nuestra nariz, de un lado, del otro, y sonreímos porque se acaba de encender en nuestra cabeza la lucecita precisa que estábamos buscando. Sólo hay que saber esperar y no desesperar cuando todo parece perdido.

Los enemigos por excelencia de estos felices y ocurrentes instantes de inspiración son la premura del tiempo, la falta de espacio interior, el ruido interno y externo, los nervios por encontrar una solución, el miedo a no arriesgar y el orgullo, sí ¿has leído bien? El creerse que eres capaz de todo y por encima de todo, de manera prepotente y autosuficiente. Son muchas las veces en las que necesitamos ayuda, y si bien la fuerza de voluntad, el esfuerzo y la constancia son herramientas necesarias para conseguir nuestros objetivos, son también numerosas las situaciones en las que debemos consultar, pedir consejo, bajar a la realidad, tomar nota de otras experiencias, reanudar o reorientar un trabajo, delegar… A veces no es suficiente con una buena idea, también es necesario saber cómo llevarla a la práctica sin morir en el intento.

Todo el mundo es capaz de tener su momento “ajá”, porque todos llevamos un pequeño vikingo pelirrojo en nuestro interior, dispuesto a encontrar una solución cuando todo parece perdido. Las herramientas básicas, los materiales imprescindibles, para una buena idea pasan por la creatividad, la sabiduría, la experiencia, la originalidad y la mirada. Nuestra forma de mirar lo que nos rodea es subjetiva, y es en esa visión única y personal donde se encuentra el momento inspirador. Lo que para algunos es un cúmulo gaseoso que flota en el aire, para otros es una hermosa nube que embellece el paisaje, modelo único para para un cuadro pictórico o una instantánea fotográfica, y para otros es una puerta a un mundo mágico repleto de bellas palabras.

La genialidad se encuentra donde menos lo esperas. La capacidad de un genio puede llegar a ser infinita. Y, si bien hay distintos grados de genialidades, creo que todos tenemos nuestro potencial y que los momentos inspirados e inspiradores se suceden todos los días. Así va pasando la vida emotiva y emocionante.
Deseo de corazón que tu día esté lleno de momentos “ajá”, surgidos de forma inesperada y espontánea, y que seamos conscientes de que gracias a estos instantes cada una de nuestras vidas es única e irrepetible. ¡Idea!

Nota: No dejes escapar una buena idea. Apunta siempre tus ocurrencias y guárdalas. Nunca sabes cuándo vas a precisar de ellas. Valora cada pensamiento propio como un gran tesoro, consérvalo con cariño y disfruta del momento cuando todas las piezas encajen, que encajarán. Estoy segura.

wickie110

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s