Reencuentros

Me gustaría compartir con vosotros un fragmento del libro “Dejarse llover” de Paula Farias, en el que está basada la película “Un día perfecto” de Fernando León de Aranoa. Estoy saboreando su lectura, afrontando la dureza de cada página y al tiempo la belleza de las palabras con que expone la terrible realidad de una situación bélica. Desde luego, es un libro muy, muy recomendable.

Uno de los capítulos comienza, precisamente, hablando del tema de los reencuentros. Cuestión que me invita a reflexionar sobre ellos y lo que han supuesto en mi vida. En mi opinión, todo tiene un porqué y si te reencuentras con alguien y esa casualidad continúa en el tiempo es porque debía ser así, porque esa persona siempre había sido necesaria en tu vida, aunque tú no te dieras cuenta de ello. Hay reencuentros que nos ayudan a completarnos, a volver a descubrir nuestra esencia, a reorientar nuestra vida. Como dice Paula Farias, hay reencuentros que son magia. ¿Y tú? ¿Te has reencontrado con alguien que formara parte de ti aunque tú no lo tuvieras en cuenta? ¡Cuídalo y quiérelo!Es la piedra redonda que acompañara tu trayectoria, el amuleto perfecto en los días de lluvia, la raíz del cariño cuando el viento amenaza con caerte, agua fresca en el desierto de la desesperanza, la sonrisa perfecta en el día gris. Magia.

“Los reencuentros, no importa demasiado dónde o con quien , son casi siempre iguales. Se tiñen de un afán por recuperar los cabos de unos hilos ya rotos, y eso rara vez funciona. Generalmente falta uno de los cabos, porque se ha perdido o ha cambiado de color o no sé. La mayoría de las veces lo único que conseguimos es hacernos daño y de paso alimentar un poco la nostalgia, pero otras, y estas son las menos, recuperamos la magia porque la magia siempre estuvo allí” (Paula Farias, “Dejarse llover”)

 

dejarse llover ok.indd

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to Reencuentros

  1. Pilar says:

    Creo que lo especial es ese segundo en que oyes como alguien pronunciaba tímidamente tu nombre. Alguien a quien no has visto en muchos años y que formó parte de tu vida de una forma especial. Ese segundo, dice una amiga, lo guardarás en tu interior y lo sacas de vez en cuando como un pequeño tesoro que hará de tu vida algo diferente.
    Todo lo demás, no importa.
    Un beso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s