Resistencia

Hace una semana escuché al pintor Juan Genovés en una de las numerosas entrevistas que le han realizado con motivo de la colocación de su obra “El abrazo” en el Congreso. Hablaba de la historia de este cuadro, imagen de la primera Amnistía de presos políticos, y narraba con vehemencia el transcurso de acontecimientos que, a pinceladas, pintaron el boceto de lo que es nuestra Democracia. Me llamó mucho la atención, la forma de expresarse y, sobre todo, la gran capacidad para el olvido que tenemos, especialmente cuando nos referimos a la memoria colectiva. Hubo una frase que ha dado vueltas a mi mente y corazón durante todos estos días. Genovés dijo que la resistencia es una forma de lucha contra la represión.

Y en este sentido, reflexioné sobre la capacidad de resistir que tenemos y en la gran verdad que supone esta frase si se une a la paciencia y a la confianza en que lo que piensas o sientes es lo correcto, por mucho que intenten decirte que no, por más puertas que te cierren o más golpes que te lleves a lo largo de tu intento por continuar con tu propósito. La meta, el objetivo final, se consigue, en ocasiones a base de resistir, aguantar el tirón como dicen los Celtas Cortos en esa canción con tintes de pesimismo, pero que tiene párrafos de verdadero comienzo o recomienzo, donde nada está perdido y siempre puedes marcharte  si no estás donde quisiste llegar ( “pero puedo cambiar, lo voy a cambiar”).

En la Segunda Guerra Mundial, fue conocida la Resistencia Francesa, toda una serie de movimientos y organismos en contra de la ocupación alemana. Escuché hablar de esta Resistencia por vez primera, siendo pequeña, en una película, que debieron programar en televisión en varias entregas, y que me marcaría para siempre “Los Unos y los Otros” (1980). La resistencia pasó a ser una fórmula física en mi época estudiantil, aún recuerdo a la profe del marcapasos enseñándonos la exactitud de este término. Resistiré es una famosa canción del Dúo Dinámico, que ha sido himno de numerosas campañas contra graves enfermedades. La resistencia forma parte de nosotros. No eres consciente de cuál es tu nivel de resistencia hasta que la vida te pone a prueba. Es entonces cuando te das cuenta de que por un ideal, por un sentimiento, por Amor, eres capaz de resistir hasta el infinito y más allá y sacar fuerzas hasta entonces desconocidas.

Resistir es un elemento básico para vivir. Rendirse no forma parte de nuestro vocabulario. Pienso, siento, luego resisto.

Un año ya.

one-year-ago

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s