One day

Ocurre sólo de vez en cuando. Sólo en el momento en que sientes que el tiempo se ralentiza, no avanza. Continúas en la misma estación en la que todo se detuvo. La misma secuencia se repite en tu interior una y otra vez, y, por hermosa, pareces volar.

Yo nadé en las profundidades de tus ojos y percibí el movimiento de tus brazos en los míos. Surcando el cristalino líquido del sentimiento, nos encontramos en un espacio común, invisible y desapercibido a los demás. Una isla propia y desconocida para otros.

Yo creí sentirte muy cerca entonces, en el instante en que todo se detiene. Escuché tu voz sin palabras, bordeé el origen de la vida sin dar un sólo paso, crecí. Te vi. Y todo, todo, mereció la pena, sólo por ese segundo de vida.

Y, ahora… sueño despierta.

Un día.

One day

This entry was posted in ARTÍCULOS. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s