Y rompió el cristal de mi burbuja

Envuelta en la espesa niebla apensas puedo pensar. No es que se disipe en mí la necesidad de escribir. Muy por el contrario, siento la palpitación de las letras en la mente y en mi alma de forma intensa y concreta, la lluvia de ideas cala en mi interior y apremia por salir envuelta en un río de sentimiento, manantial de dichas y desdichas que rellenan una hoja en blanco. No es eso. No es que la inspiración o la musa de las letras decidan no pasarse a visitarme y sufra el desdén de su abandono o ausencia . Nada más lejos de la realidad, pero el rugir de la consciencia me introduce en una rueda que no para y es didfcíl detenerme delante de un teclado si no es para desarrollar ideas no propias y oraciones que resumen, promocionan o relatan sucesos ajenos a mí. Palabra, materia prima, ladrillo que construye mi vida, reto constante.

Ayer, sin embargo, una piedra rompió el cristal de la burbuja y, como no podía ser de otra manera, el detonante fue un libro. Una novela que me ha desconcertado y entusiamado a partes iguales. Su nombre es “También esto pasará” y su autora se llama Milena Busquets, habla de cómo una mujer en los cuarenta, de vida aparentemente frívola y nada corriente, se enfrenta a la muerte de su madre. El libro es una carta de desahogo y despedida. Nunca antes me había pasado esto con una lectura. Normalmente, o me gusta o no. Sin embargo,  durante la lectura el relato a veces me encantaba y otras me parecía un auténtico aburrimiento. Justo cuando iba a renunciar a él, había algún pensamiento increíblemente bello que me enganchaba, hasta el punto que me dí cuenta que no podría dejar de leerlo hasta llegar al final. Ahora que lo he terminado, siento incluso nostalgia y releeo ciertos párrafos que guardaré para siempre.

Siempre he pensado que los que dicen “te quiero mucho”, en realidad te quieren poco, o tal vez añaden el “mucho”, que en este caso significa “poco”, por timidez o por miedo a la contundencia de “te quiero”, que es la única manera verdadera de decir “te quiero”. El “mucho” hace que el “te quiero” se convierta en algo apto para todos los públicos, cuando, en realidad, casi nunca lo es. “Te quiero”, las palabras mágicas que te pueden convertir en un perro, en un dios, en un chiflado, en una sombra”. (Milena Busquets)

Todos vemos cosas distintas, todos vemos siempre lo mismo, y lo que vemos nos define absolutamente. Y amamos instintivamente a los que ven lo mismo que nosostros, y les reconocemos al instante. Coloca a un hombre en medio de una calle y pregúntale: ¿Qué ves? Y en su respuesta estará todo, como en un cuento de hadas. Lo que pensamos no es tan importante, es lo que vemos lo que cuenta(Milena Busquets)

¿Y tú que ves?

La niebla se disipa cuando escribo y sé que estás a mi lado.

Saber que estás ahí me hace más fuerte.

También esto pasará.

índice(Gracias a mi amiga del alma por poner este libro en mis manos. Gracias!!)

This entry was posted in ARTÍCULOS, LIBROS and tagged , . Bookmark the permalink.

One Response to Y rompió el cristal de mi burbuja

  1. Pilar says:

    Me alegra haber acertado¡
    También me emociona que las dos frases por ti elegidas sean dos de las que yo misma he escrito en mi cuaderno de notas al leerlo.
    Lejos pero siempre cerca ….
    Un beso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s