Caminar soñando

Ya sabiendo que no puede ser aquello que tal vez deseo, vislumbro mi día con ojos de esperanza. No veo árboles, sino gigantes barriendo nubes del cielo. Mi visión no es gris, la luz de la mañana ilumina mi realidad en porciones.  El sol marca huecos de claridad, rayando mi visión del mundo, varita mágica caprichosa pero, amigo, así son las cosas. No siento el aire si no la fuerza del hechizo que me presta alas para soñar. Y sueño…

Y sueño y bebo la luz de cada paso y, al caminar, siento la vida en la punta de mis dedos. Danzo al ritmo de la música que marca mi corazón, cada nota que percibo rezuma vida. Veo todo con otros ojos y, una vez más, levanto el telón de la belleza. Soy consciente de lo que no es y también de lo que podría ser. Escojo la carta del condicional y me siento libre.
En ese momento no hay isla, ni autoaislamiento, sólo existe el presente donde tú ocupas mi mente y mi alma, donde me identifico y mimetizo con lo que siento. Y sin este sentimiento ¿qué soy? Nada.

 

10299649_802321889790639_1379626235_n

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s