Mi laberinto de espejos

No puedo soñarte, porque te tengo. No puedo imaginarte, porque, en realidad, formas parte de mí. Lo quiera o no. Es el laberinto de espejos donde la imagen se repite, una y otra vez, deformándose, estirándose… Ahora grande, después pequeña, pero siempre ahí. Aprendí a disfrutarte, a mirarte de lejos, a tomarte entre mis manos , a besarte en silencio.

No puedo soñarte, porque eres una porción de recuerdo en mi memoria, imborrable, indeleble, permanente, perenne, eterno, intocable, grabado a fuego en mi piel, sembrado temprano y con raíz profunda. Camino, asciendo, tropiezo, corro, me canso, inspiro, expiro… siempre contigo.

No puedo soñarte, porque te vivo.escher4-575x366

This entry was posted in MENSAJES. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s