Si me quieres…déjame saberlo

“If you love me let me know it”, decía una canción de Elvis, versionada años más tarde por Olivia Newton- John. Si me quieres, déjame saberlo. Algo así, como: seguramente estarás enamorado, pero si la persona  a quien va dirigido tu amor no lo sabe, ¿de qué sirve? Es necesario extraer el sentimiento del fondo de tu alma para que brille, se multiplique y sea ( o no) correspondido.

Decir a los demás que les queremos, demostrar los distintos tipos de amor (pasional, fraternal, filial, … ), es un ejercicio imprescindible  que conduce al destino único, necesario y vital de sentirse bien con uno mismo. Expresar los sentimientos a golpe de corazón resulta un camino útil para la convivencia y conlleva un paquete de acciones reflejo que acrecientan, al tiempo, el propio amor como: el respeto, la solidaridad, el compañerismo, la generosidad o el altruismo.

Hacer saber a otra persona que la quieres es posible con grandes y pequeñas actitudes y detalles cotidianos. ¿Cuándo fue la última vez le dejaste una nota en el cajón de las cucharas diciéndole que le echas de menos? ¿Cuándo fue la última vez que le diste un beso porque sí? ¿Cuándo fue el último instante en que le agarraste de la mano? ¿Cuándo fue la última vez que la invitaste a bailar? ¿Cuándo fue la última vez que…? Decir te quiero, a diario es necesario. No porque vivamos, convivamos o tengamos cerca a desmemoriados que olvidan a cada instante dónde van o de dónde vienen al estilo pececillo Dori en “Buscando a Nemo”. No. Es necesario porque sólo poniendo los pasos oportunos se pueden subir peldaños y ascender, caminar sobre las baldosas amarillas que indican la dirección adecuada (metáfora habitual en los escritos de Pandora, metáfora de vida).

Todo cuenta. Desde el más simple gesto (del tipo te miro, tu me miras y ambos comprendemos) a la más grandiosa de las proezas (del tipo, me hago un millar de kilómetros sólo para verte unas horas y regreso a mi casa con la seguridad de que mi amor es correspondido). Se trata de cultivar el amor y sobre todo de que la persona a quien amas se sienta querida, porque de lo contrario crecerán zarzas en el camino, y el reino de la bella durmiente aparecerá cercado por ellas, encerrado, ensimismado, en el mismo lugar dónde Maléfica pronunció el hechizo, todo el reino dormido durante un siglo, sin posibilidad de avanzar. Eterno letargo sin sentido.

“Si tú me quieres…. déjame saberlo”. Afirma la canción que con tan sólo una sonrisa, los dedos entre tu pelo, …, en cualquier momento darme la vuelta y encontrarte. Si me dejas saberlo, en poco tiempo, llenarás mi mundo.

corazon-abierto-4

Si quieres escuchar la canción, pincha aquí ;

La ilustración que acompaña a este texto proviene del blog: conexionpermanet.wordpress.com

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged . Bookmark the permalink.

2 Responses to Si me quieres…déjame saberlo

  1. H. Ema says:

    Sí, sí, sí! Si amas a alguien lo suyo es decirlo!!!!

  2. Pilar says:

    …decirlo y demostrarlo…
    Para que las palabras no se queden en algo vano y vacio….

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s