Escuchando la vida

El camino hacia el hogar está repleto de sencillos sonidos que describen la realidad que te rodea. Si por un instante cerráramos los ojos y nos detuviéramos en cada lugar clave, seríamos capaces de escucharlos. Son sonidos cotidianos que configuran un paisaje único, propio y singular.

En la mañana, son las golondrinas en frenética conversación interminable, organizando un día que comienza y saludando al sol.

A mediodía, es batir de huevos en la calle estrecha, retazos de conversación al pasar al lado de una pareja de hermanas con niño paseante, automóvil cruzando una calle, el programa de cotilleo en “la tele” de la vecina, las llaves en la cerradura, la mezcla de audios escondidos tras las puertas en el portal, la llegada esperada o… no.

En la noche, vuelven a ser los pájaros, a bandadas, en recogida. Son los pasos de los caminantes. El teléfono móvil inoportuno …  El batir de claras… de nuevo. Las cuadrillas de chicos y chicas que se resisten al regreso.

Y tras ello, por fin,…. ¡el silencio! El palpitar de mi corazón junto al tuyo. La respiración rítmica que busca el sueño. Ya no oigo nada. Sólo, ¡siento!

listen

Fotografía procedente de http://www.mammaproof.org

This entry was posted in ARTÍCULOS. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s