Deposite aqui su lágrima

lagrima

Deposite aquí su lágrima. La frase no es mía. La leí en un programa de La 2, titulado “Cachitos de hierro y cromo”. De fondo un video de R.E.M. y en el subtítulo esta genial frase que ha estado dando vueltas en mi cabeza durante varias horas. La expresión, como todo el programa musical en sí,  se las trae. Es la mirada nostálgica por placer. Alzar la vista atrás, sin temor a volverte sal. Disfrutando de la angustia del paso del tiempo. Regresando al punto sostenido en la cuarta dimensión. Imposible viaje hecho realidad a través de notas musicales, de estética, de estilo. ¿Qué estaba haciendo yo en 1999? ¿A dónde iban mis pasos en 1985, cuando escuchaba esa canción? Y así se van sucediendo videos de Roxy Music, de La Dama se Esconde, de Radio Futura, …, y también de muchas y diversas agrupaciones musicales que ni siquiera conoces pero que te hacen volar.

Y con la música, fluyen  al interior de tu alma decenas de recuerdos en torrente descontrolado. Deposite aquí su lágrima. Frase que completaría con otras del tipo: “Sírvase de llorar si es preciso pero, por favor, no salpique al de al lado” o “Si vas a derramar sentimiento, hazlo sin ruido” o “Tenemos pañuelos a su disposición, en caso de urgencia” o “Recordar, mata … , aunque de cuando a cuando causa placer”.

El efecto placebo, sí. Esa es la sensación. Viajar en el tiempo, sin hacerlo. Montarte en el carro de la música, siendo consciente de que se trata de una montaña rusa, que sube, que baja, que te lleva de principio a fin, sin moverte del lugar, sin estar en otro lado que no sea, … ¡aquí mismo! Pero…. ¿y el gusto que da viajar? ¿y la tremenda sensación de estar corriendo un verdadero peligro? ¿y la dulzura y la amargura, el temor y la confianza, el dolor y el sufrimiento mezclados con la pasión, el reto y la aventura?

La música, el viaje, la memoria. Deposite aquí su lágrima. ¡Yo… quiero!

(Nota para el lector: Hoy, noche de San Juan, solsticio de verano mágico de fuego y agua, al caler el sol recuerde una canción que le cause el placer definido en las palabras que acaba de leer. Póngase cómodo. Prepárese para el viaje y, por favor, deposite aquí su lágrima. Besos y sonrisas. )

Silencio he oído una voz, es posible que alguien se acuerde de mí. (…) Aunque el aire no sepa que ocurre, el viento te arrastrará. No puedo oír tu voz, siempre lejana, tan lejana. (…) No puedo dormir con esas lágrimas goteando encima de mí. “ (Héroes del silencio. No más lágrimas. El mar no cesa)

– Fotografía procedente de: felipebenitezreyes.blogspot.com

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s