Opción A:Esperar. Opción B: Esperar. Sí o sí.

A veces sólo nos queda la posibilidad de esperar. Tener paciencia no es una de mis cualidades. Sin embargo, el paso de los años me ha enseñado a cargar mis dosis de resistencia a la falta de noticias, a la ausencia de decisiones, a la carga infinita, al reloj de arena en la pantalla, a la espiral ofreciendo un viaje infinito vaya usted a saber donde. Esperar siendo consciente de que lo que ocurre tiene su razón de ser, de que la pieza que espero llegará… de un momento a otro y el rompecabezas encajará a la perfección.

Y mientras esto ocurre, guardo en mi interior “la piel de la naranja por si hace falta” como dice el siempre recurrente García. Cuido con mimo el momento especial que me hizo vibrar y vivir, me siento agradecida por ese instante único que me hizo estar más cerca de ti. Tuve suerte y la tendré. Sólo tengo que esperar… te.

d3c6424fc84ea34275341c3e3caa9d12

Podría estar despierto solo para oírte respirar,
mirar tu sonrisa mientras estás dormida,
mientras estás lejos y soñando,
podría gastar mi vida en esta dulce rendición,
podría estar perdido en este momento para siempre,
en dónde cada momento gastado contigo,
es un momento que atesoro”
(I don’t wanna miss a thing, Aerosmith)

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s