CUANDO EL AZUL NO ES UN COLOR

Cuando el azul no es un color, es una prolongación del alma. Una nota desgarrada en una guitarra. Un sentimiento coloreado de viento que llega hasta tus oídos y se adentra muy dentro, muy dentro… ¿Lo escuchas?
Es la fragancia de la temprana primavera envolviéndote en mitad de la noche alumbrada por la luna creciente. Escasez de estrellas, luciérnagas que plantaron en el firmamento con la intención de alumbrarte y hoy no quieren encenderse, no quieren aparecer.

Es tu boca sangrante repleta de palabras que se desbordan en una hemorragia imparable, savia interior irrecuperable, irremplazable, líquido vivificador que no llega a ser porque no se renueva, porque no se diluye entre tus venas impulsado por el movimiento de un corazón que ya no late.

Es la interrupción del tiempo cuando sabes que para el resto, la aguja del reloj continúa avanzando inquebrantable.

Azul no es el color del techo sin luminarias, del mar de tus sueños que te espera en algún momento, en algún instante que aún ni si quiera empiezas a imaginar. Azul es mucho más que eso.

Es un grito ahogado en medio de la música, es la incipiente lágrima en la esquina de tu ojo, es el principio y el final de este sentimiento que no puedo explicar y que se derrama en melodía infinita. Y no hay traducción posible, y mi idioma, rico en otros tiempos, se queda corto y vacío ante esta mezcla de nostalgia, de disfrute, de verbo, de origen, de necesidad,… Están tocando un blues, y yo me identifico y vibro, y siento, y viajo, y espero, y busco, y no encuentro. Blue.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s