“No balconeéis”

Escribiré esto tan sólo una vez. Espero que continúes leyendo después de hacerlo. Me gustaría que terminaras el artículo aunque, tal vez, el tema te pueda repeler o resultar recalcitrante. No es mi intención. Pero quiero que quede claro, siento la necesidad de contarlo y, como ya nos vamos conociendo, he de hablar de ello.

Soy cristiana católica, por herencia, formación y convicción. No creo en las medias tintas, de modo que practico mi religión como una forma de cultivar mi espiritualidad, el lado más humano de todos y cuantos tenemos disponibles en el kit que recibimos al nacer. Respeto toda forma de espiritualidad, mientras exista. Pues creo que es el gran don que nos regala la vida, nuestra principal diferencia, nuestra identidad y la forma de comprender y de dar explicación a los numerosos interrogantes que se nos plantean a diario, tan sólo por el hecho de existir.

En los últimos tiempos, he hablado mucho de religión, de espiritualidad y de Dios con una amiga que empezó siendo mi profesora y terminó siendo una de las personas más significativas de mi trayectoria en el último año. Hablábamos del tema en común con otras compañeras y en inglés, así que todo podía ser bastante complicado. Sin embargo, admiré su capacidad de búsqueda, de atención a lo nuevo (ella había nacido y estaba formada en otro país) y su capacidad de adaptación a otras formas de relacionarse con Dios. No se cerró en banda por el hecho de no encontrar a gente de su misma religión en nuestro país sino que participó en liturgias y ritos distintos como una forma de entregarse, de abrirse, de comunicarse. Los caminos no son únicos, sólo hemos de disponer el alma abierta. Gracias Sara.

Hablo de todo esto porque soy la primera en ser crítica con la comunidad a la que pertenezco, muchas veces alejada, demasiadas veces apoltronada, numerosas veces cerrada en banda a lo ajeno, olvidando la verdadera esencia de las cosas. Una comunidad a la que, en ocasiones, me es difícil pertenecer y defender, ni siquiera personalmente. El abandono es una opción, como dice la canción “dejarse llevar, suena demasiado bien”. Y sin embargo, como en todo, suelo quedarme “con el lado bueno de las cosas” (the silver linnings), es por ello que las palabras del Papa Francisco en Río, el pasado sábado por la noche, han sido para mí un empujón, un aliento y un alivio. Esa es mi Fe y no la extrema, la aislada, la ciega, la pública, la olvidadiza, la antigua, la quemada.

Nos dijo que había que bajar a la tierra, pero al mismo tiempo retomar el camino de la oración, mirar hacia adentro sin olvidar nuestro exterior. Trabajar en el campo del cultivo, del entrenamiento y de la construcción. Ser protagonistas de los cambios sociales, de la revolución que el mundo está viviendo. Trabajar. Sembrar la semilla en el huequecillo que nos dejen. Sembrar entre maraña y confiar en que Dios nos cuidará. “No balconeeis”, dijo Francisco. No hay que saltar la realidad de balcón en balcón, mirando la realidad desde la distancia, salvando los trastos y nada más. Hay que salir de nuestro territorio cómodo y común, mojarse los pies, hundirlos en el barro y poner nuestra vida al servicio de los demás.

Al escucharlo pensé que esa es la Fe que quiero vivir. Di gracias por tener la posibilidad de escucharlo y entenderlo, más allá de espectáculos y celebraciones aisladas.  Sentí alivio e impulso, quiero que lo entiendas así.

Por  cierto, además de católica, soy… bueno de la idea de Estado hablamos otro día. Política y religión nunca deberían ir unidas.

manos-luzNota: En México, balconear significa observar los acontecimientos sin participar en ellos.

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s