¿Verdad que sería estupendo?

Las_flores_de_la_guerra_Flowers_Of_War-532479727-main

En “Flores de guerra” se cuenta un tremendo y recordado episodio de la invasión de los japoneses a China, en el año 1937. La película, protagonizada por Christian Bale, me impresionó hace un par de semanas. Al finalizar, me hacía preguntas como ¿hasta dónde puede llegar la crueldad humana? Respondiendo que el hombre es el único animal, al menos desde mi punto de vista, que es capaz de aniquilar, de matar, y al mismo tiempo disfrutar, no dejando hueco al remordimiento o al arrepentimiento, sentimientos por otro lado muy humanos también. Ser contradictorio, nuestra especie es capaz de lo mejor y de lo peor, buena prueba de ello es el relato cinematográfico al que hacía referencia.

Hace un par de noches, escuché a la periodista Angels Barceló hablando sobre la guerra en Siria y los refugiados. Volví a detenerme en la cuestión de la crueldad humana al escuchar el reportaje de intercambio de dibujos entre niños españoles y niños sirios. Donde los pequeños españoles dibujaban una casa y una familia, los sirios pintaban la muerte, la sangre y la destrucción. La descripción del horror de la guerra a través de los ojos de un niño me quedó sin habla, me impactó. En el mismo programa de Hora 25, daban cuenta del suceso de Bostón, donde artefactos explosivos habían causado la muerte y la desgracia a decenas de personas ¡en una maratón! Luego tuve ocasión de ver imágenes por televisión y una sensación de escalofrío recorrió mi interior.

Ninguna idea ni ideología justifica la violencia. Debemos educar a nuestros pequeños en la línea de la cultura para la paz. Valorar el momento pacífico  en el que vivimos en la actualidad. Luchar cotidianamente para que las situaciones en las que el ser humano saca lo peor que lleva dentro no tengan lugar o se repitan lo menos posible. Ser solidarios con aquellos que asumen el esfuerzo diario de enfrentarse a realidad bélica que les ha tocado vivir. Romper la barrera del egoísmo y ser conscientes de que esa realidad cruel existe. Cambiar en la medida de nuestras posibilidades nuestras actitudes violentas, incluidas en el pack que recibimos al nacer, por la resolución pacífica de los conflictos a través del diálogo y no de la confrontación. Pensar en la paz como un reto posible a pesar de…, a pesar de la propia existencia del ser humano. ¿Verdad que sería estupendo?

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s