Almas que son hogares

Hay personas con las que sabes que has llegado a casa. Te las encuentras y te sientes a gusto, surge la sonrisa en tu rostro, hablas sobre temas sencillos, deseas que el camino no termine, el tiempo es siempre un segundo.

Hay almas que acogen, que te balancean y arrullan como si fueras un niño. Las miras, las besas, conversas … y es como si no hubieran pasado los años, como si el encuentro no fuera una agradable casualidad, como si todo continuara intacto, es como entrar al hogar. ¡Qué bien se está aquí! ¡Me quedo! Aunque seas consciente de que eso es imposible, de que la vida continúa y cada mochuelo a su olivo.

Hay amigos que perduran por su autenticidad, porque el sentimiento fue sembrado en tierra cálida y fértil, porque no hay razones, porque ocurrió y nadie busca explicaciones.

Cuando vuelvas a encontrarte con una de estas almas hogar, disfruta, deja que el momento te envuelva, cada palabra habrás de recordar, será guardada como un tesoro interior, tesela importante en tu trayectoria.

Gracias por ser el alma hogar que estaba buscando.

Sombras
(Dedicado a Chuchi y Tomás, dos almas hogar con la que merece la pena encontrarse)

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Almas que son hogares

  1. telerox23ubdtv64 says:

    Yo también tengo varios de esos amigos. Tampoco demasiados. No es fácil encontrar a alguien que, con tan sólo mirarte, desnuda y a la vez reconforta tu alma. Quisiera encontrarme cotigo pronto. Besos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s