Apunten, disparen… ¡bang!

Escuché en una película de gángsters: “las palabras son como la balas, una vez que se disparan ya no tienen marcha atrás”. De modo que hoy, amigo, cuida tus palabras. Procura extender con ellas una alfombra de bondad, que acune al cercano y disipe al contrario, que venza el obstáculo y facilite el camino, que haga volar a quien más quieres sobre objeto mágico de belleza por encima de ciudades, montañas y ríos.

Hoy más que nunca, recuerda que tus palabras ofrecen alas pero también las arrebatan, ten presente que son remos pero también cuchillos, rememora con certeza que hay palabras necesarias y ausencias de palabras insufribles. Pon silencio en tus labios si no has de pronunciarlas, silabea lo que sientes, di la verdad.

Ponte a cubierto de las palabras y frases sin sentido. No te dejes alcanzar por los disparos. Utiliza tu arma vocal con prudencia y precisión. Orienta el objetivo y lanza al aire tu mensaje sólo cuando tengas seguridad de acertar.

Hoy deja que me sienta protegido en en tus frases, quiero columpiarme en tu voz, deseo sentir que me escuchas y escucharte, arroparme con el manto de tus palabras y sentirme feliz.

Apunto, disparo,… ¡Bang!

rafaturnes-palabras(Fotografía de www.reservadepalabras.com)

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s