Periodismo …… piiiiiiiii!!!

La profesión periodística en la mesa camilla de la unidad de urgencias del hospital de turno. Enganchada a un respirador, una máquina antigua, un fuelle mecánico, el mencionado centro médico no da para más. El sensor de latido a ritmo lento, con una fina línea que sube de manera brusca de vez en cuando, corazón bradicárdico que no admite incremento de la velocidad. Tras el cristal, otras profesiones  emiten su propia opinión de la situación, comentan, murmuran, se tapan la boca, no sea que la profesión periodística, “perio” para los amigos, se haga eco de la situación, no sea que se entere, “es que es muy sensible, ¿sabe?” comenta la profesión política mientras la eclesiástica se hace cruces y reza un Padrenuestro, previo al réquiem descanse en paz.

Todos parecen asistir a la agonía, “perio” está a punto de fallecer.
“¿Quién?”, pregunta alguien que pasaba por allí.

Si hombre perio, aquel que se metía en todos los rincones buscando lo que otros intentaban ocultar, aquel que buscaba las fuentes de la información, retaba al poderoso y no volvía la cara aunque otros le tacharan de sinvergüenza. ¿Te acuerdas de él?”, pregunta la profesión docente.

Sí”,  dijo la vecina del quinto, “Yo creía mucho en él, porque sabía que lo que contaba y decía estaba comprobado y requetecomprobado, no se dejaba guiar únicamente por lo que le decían, solía buscar datos, contrastarlos y no se limitaba a cortar y pegar aquello que le ofrecían desde la oficina de turno. ¿Recuerdas?“, la vecina levanta la cabeza y sonríe al rememorar con nostalgia.
Sí, sí, …, era incansable, si no tenía más vida que su profesión, solía destapar escándalos, le dedicaba mucho tiempo. Por entonces le pagaban por trabajar”,  explicó la profesión artística.

No te creas”, dijo la telefonista “que yo sé, porque lo he escuchado y oído, que en los inicios incluso tuvo que poner dinero para poder ejercer su profesión, que no estaba asegurado y ni siquiera tenía un salario fijo, las palabras y las fotografías se compraban y vendían, “al peso” lo llamaban. Sólo tenían un convenio laboral los que trabajaban en los grandes periódicos, radios o agencias. No fue el caso de perio. ¡Míralo!, ahí tirado, ¡qué pena da!.”

“Pues sí”, volvió a hablar la profesión política, “pero hay que decir que se lo ha buscado. Dejó de preguntar, incluso en las ruedas de prensa”.

“¡Pero si no la dejábais!, respondió bruscamente un transportista que pasaba por allí.

Sí, lo sé“, contestó el político, ” pero ellos tampoco se quejaron demasiado, sólo hubo unos pocos. Y luego está lo de Internet, que vino a acabar con los periódicos de papel y cada vez se necesitaban menos profesionales,… “.
Una profesión de nuevo acuño, el social media  manager, se apresuró a preguntar: “¿el medio es el mensaje? ¡Por favor, si Mcluhan levantara la cabeza! … Cambia el medio, pero la forma de trabajar ha de continuar siendo la misma, el incentivo para buscar, contrastar y contestar, la curiosidad, debe ser idéntica”.

“¡Y la ética!” se apresuró a completar el filósofo, “¡qué no se nos olvide la ética! Atrás quedaron los códigos deontológicos, las normas tácitas ¡Por favor, que ni el off the record se respeta!”

El sensor de latidos perdió su ritmo de repente. Por el altavoz se escuchó claramente el pitido lineal de la máquina, el corazón había dejado de latir. Perio se nos iba, se nos iba. “Atención, atención, periodismo….. piiiiiii!!!! “

La profesión médica que asistía perpleja a los comentarios empezó a correr de un lado para otro. Deprisa, muy deprisa, desfibrilidador en mano, intentó reanimar a la profesión moribunda. Y después…..

heart_rhythm_385x261_thumb

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Periodismo …… piiiiiiiii!!!

  1. telerox23ubdtv64 says:

    Ay, amiga… Dos periodistas dedicados a otros menesteres dejamos caer una lagrimilla nostálgica y rabiosa tras leer tu reflexión. Grandes verdades. Lamentables. Agoniza nuestra profesión. Quiénes hace tiempo que tuvimos que relegarla a un segundo plano, guardamos un minuto de silencio por ella. Piiiiiiii……

  2. telerox23ubdtv64 says:

    … Pero nos queda un resquicio de esperanza. Aún queda gente que lee, que no destroza el lenguaje, que piensa, que no le vale creer sólo en lo que le dicen sin más… Y esta gente tiene/tenemos hijos : leamosmes, expliquémosles, hagamos que sueñen, como nosotros hicimos, que luchen, que constaten, que piensen, que contrasten fuentes… Aún hay esperanza, claro que sí!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s