Hormiguitas VIII: Juan Carlos Ortega

Siempre me ha llamado la atención la forma en que Juan Carlos Ortega moldea la sencillez. En las enciclopedias digitales y referencias biográficas que he encontrado es presentado como humorista fundamentalmente, y también como presentador de radio, televisión,… En mi opinión, a Ortega, como a Forges, el término humorista le queda estrecho, corto de mangas, pesquero en el pantalón, pegado al cuerpo, muy, muy justo. Porque Juan Carlos Ortega es mucho más. Él toma un hecho, levanta las faldillas de la mesa camilla de la realidad y busca el escondite secreto de lo cotidiano. Así  descubre lo que oculta una sonrisa, lo que esconde un beso, lo que remite al interior de la vida que no por común es menos importante, aquello que pasa desapercibido a la mayoría, pero que a fin de cuentas… cuenta, ¡vaya si cuenta! En resumen, nos determina.

Con “La mitad invisible” de La 2, programa altamente recomendable para escapar del abismo televisivo al que nos vemos sometidos a diario, consigue responder, con creces, a la pregunta eterna y propia del ser humano: dónde está la belleza, qué es lo que nos perdemos cuando no miramos más allá. Los “Cuentos para Ulises” del programa “No es un día cualquiera” en RNE y sus traducción sonora de las viñetas de Forges, dan peso específico a los sonidos, despertando a través del sentido auditivo la imaginación y, yo diría que incluso, el sentido común. Las intervenciones en otros espacios radiofónicos, propios  como“La biblioteca” o de otros como sus colaboraciones con Julia Otero, Gema Nierga, sus libros (Buenos días Sócrates, Morirse es una mierda, Cuentos para Ulises), su blog de opinión en el Huffintong Post, … Todo ello demuestra que su peculiar estilo va más allá del humor, traspasando los poros particulares de cada uno, prestándonos un sexto sentido, ayudándonos a percibir, algo que se agradece en los tiempos que corren.

Animo, por ejemplo, a ver el último capítulo de “La mitad invisible”, dedicado al poema Espacio de Juan Ramón Jiménez, que me ha ayudado a descubrir una faceta del genial poeta de Moguer que yo ni siquiera había imaginado. De nuevo las gracias.
Si quieres verlo, pincha aquí:

This entry was posted in HORMIGUITAS and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s