Postales desde el filo

Es posible que dudes, que intentes buscar todas  las razones, sin realmente encontrarlas.

Es muy probable que creas que otro camino te vendría mejor. Con seguridad te diré que si hiciste caso a tu corazón, fue lo correcto. No te defraudaste a ti mismo, no te engañaste. Fuiste fiel a tus sentimientos, a tus primeros impulsos, por muy irracionales que fueran a primera vista.

Tal vez, nadie te entienda. Quizá, ninguna persona lo comprenda. Pero ocurrió, tomaste la decisión y, ahora, una ristra de consecuencias pesa sobre tu espalda. Nada te duele. Ningún suceso te quema. Eres más fuerte. Puedes con todo y sabes que todo está por venir. El futuro te aguarda.

De algo eres consciente, mereció la pena. Diez minutos de una vida pueden dar sentido a toda una trayectoria, a todo un camino, a una decisión tal vez inoportuna a ojos de los demás, correcta en el fondo de tu alma.

Sonríes por todo lo acontecido. Una onda de satisfacción recorre tu cuerpo. Sentencia realizada. Ahora ya todo puede terminar. El mundo está en paz.

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s