En el umbral de Agosto

No ha llegado agosto y la parálisis agostadera ya está aquí. Es una especie de anquilosamiento generalizado que recorre las calles e impide el movimiento, la creatividad, el razonamiento… En mi caso se traduce en la ausencia de ideas. La ruptura con la rutina cotidiana me lleva  a una laguna seca donde la motivación resulta difícil y las palabras se quedan en el fondo del vaso, pegadas, adheridas por un líquido invisible reseco después de …¡tantos días! Doy la vuelta al recipiente y algunas letras caen desordenadas sobre el escenario mental que resulta mi mesa de trabajo, alquimista del aire, busco y no encuentro. Tremenda confusión.
En el umbral de agosto el encuentro con la verdad no puede ser más prosaico. Mordiscos de realidad. Mi mundo paralelo de sueños y aventuras etéreas se reduce a la mínima. Y, sin embargo, aún creo que el fluir de signos llegará algún día,  cuando termine el mes de la luz diurna cálida y abrasadora, el tiempo de la luna azul. Cruzaré el umbral y seré otra persona, despertaré como si nada hubiera ocurrido. Tal vez, pero sólo tal vez.

“Una vez en la vida debo encontrar dentro de mí, una noche de agosto, mi alma perdida que arrojé al mar” (Héroes del Silencio)

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s