CARTA AL DIRECTOR

En ”El vuelo del Fénix” del pasado sábado, programa especializado en heavy metal de R3, emitieron una versión del “Sweet child of mine” de los Guns and Roses realizada por la nueva banda de Slash, el famoso guitarrista del grupo. Hacía mucho tiempo que no escuchaba el tema, así que fue inevitable recordar el único concierto multitudinario al que he acudido en mi vida y la única carta al director que me han publicado en un periódico de tirada nacional.

En la actualidad, hay más oportunidades para expresar una opinión o una queja que en el año 1992 (¡veinte años ya! ¡Qué pasada!). En aquel tiempo las llamadas a la radio y las cartas al director eran el límite que tenías a la hora de expresarte y el publicar una carta al director podía ser una tarea difícil. A mí me publicaron una ese año. Como era seguidora de la banda de Axl decidí comprar mi entrada para verla en el estadio Vicente Calderón, todo un acontecimiento. Tres días antes del concierto, el estadio atlético fue clausurado por aluminosis y peligro de derrumbamiento. Tengo guardado el recorte de “El País” que anunciaba la noticia terrible para más de 40.000 personas que ya teníamos nuestra entrada. La decepción general fue de grandes dimensiones y la mía, con la mitad de años que tengo ahora, aún mayor. Debía escribir lo que sentía y que la gente se enterase de lo que suponía, así que envié dos cartas al director, una al periódico mencionado y otra a “El Mundo”, me publicaron esta última. He intentado buscar el recorte pero no lo he encontrado, a cambio he pasado un buen rato recordando momentos vividos veinte años atrás (¿cuántos primeros dibujos  de mi tercer hermano puedo guardar?). Para mí, una estudiante de Periodismo incipiente, fue toda una sorpresa y me sentí, al menos, escuchada.

El problema no se resolvió hasta el año siguiente, 1993, cuando entre varios aficionados al grupo alquilamos una furgoneta para viajar a Madrid y ver el directo de los Guns and Roses ¡por fin! Fue un día que no olvidaré jamás, un concierto memorable. En el cartel, además aparecía el guitarrista de los Queen, Brian May, que acababa de sacar un disco en solitario, a penas dos años después del fallecimiento del eterno vocalista del grupo Freddy Mercury. Los que me acompañaban, entre ellos algunas de las personas más geniales que he conocido en mi vida, afirmaban que yo no había ido a ver a los Guns sino al ex – miembro de Queen, porque me emocioné un montón  al escuchar aquello de “Too much love will kill you” dedicado a su desaparecido amigo y compañero. Llegamos de madrugada, dormí apenas dos horas, y aquella mañana me levanté a realizar uno de mis últimos informativos matinales en la emisora local donde empecé a trabajar.

Vuelo de nuevo a “Sweet child of mine”. Definitivamente, sonrío.

Where do we go? Where do we go?

Si queréis saber algo más sobre “El vuelo del fénix”, programa de heavy metal de R3, pinchad aquí: http://blog.rtve.es/elvuelodelfenix/

Noticia de las suspensión del concierto, año 92: http://elpais.com/diario/1992/07/03/cultura/710114406_850215.html

This entry was posted in MÚSICA, Uncategorized and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to CARTA AL DIRECTOR

  1. telerox23ubdtv64 says:

    Uauuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s