EBOOKS & EWOKS

En las profundidades de la selva virgen de la luna boscosa de Endor, viven en armonía los pacíficos y amigables ewoks…”  Los ewoks son esos seres fantásticos que alcanzaron su popularidad con la serie de películas de Star Wars y que todos quisimos adoptar por aquello de ser pacíficos, tener un aspecto amable y permanecer unidos sin abandonar a su poblado, suspendido en las copas de los árboles. Esta figura pequeña y blandita viene a mi memoria cuando pienso en nuestros libros de pasta y papel, los de siempre, los que llenan las estanterías de nuestras casas y bibliotecas. Nuestros libros se van convirtiendo poco a poco en pequeños ewoks, seres fantásticos que se defienden con valentía del ataque de la imposición tecnológica y consumista que viene de la mano de los nuevos seres: los e-books.

El debate está en la calle. En mi caso, ya he conversado sobre la utilidad de los e-books y mi actual (que no digo permanente) preferencia por el libro tradicional. En las últimas semanas, sobre todo después de la vorágine comercial navideña, la aparición de estos utensilios en nuestras vidas es más que palpable. “El cultural” afirmaba lo siguiente: “El año acaba con la industria editorial bajo mínimos, con caídas de hasta el 40 %, pero la venta de readers se dispara. Amazon despachó en diciembre 4 millones de Kindles en todo el mundo y es ya el hit de su sucursal española. FNAC vendió 7.000 unidades de su lector en un mes. (…) Sin embargo la venta de títulos digitales no resulta comparable. Según la consultora GK, en 2011 los españoles compraron 280.000 aparatos pero sólo 180.000 ebooks”. La idea extendida es que te compras el aparato y lo amortizas con los miles y miles de libros que te descargas de manera gratuita.

La situación en el mundo editorial va cambiando. Ahora que todo el mundo publica y escribe es el momento en que menos gente va a poder vivir realmente de lo que publica y escribe. El oficio de escritor, a tiempo completo, quedará reducido a los que más venden y las cifras de ventas no llegarán, de ningún modo, a las de los buenos tiempos. Continuará habiendo, sin embargo, un reducto de nostálgicos, entre los que de momento me incluyo,  a los que los aparatos lectores no terminen de convencer. Este grupo apegado al cementerio de los libros olvidados (Zafón dixit – por cierto su última publicación seguramente habrá sido una de las más descargadas y copiadas de gratis en las últimas semanas-), disfruta pasando páginas, sintiendo el tacto de las hojas, doblando la esquinita del pequeño folio para ver por dónde se llega, escribiendo notas en los laterales, manchando de café o de arena de playa el libro de turno, llevándolo a todos  los rincones de la casa donde se suele leer.

Estoy segura de que para los que viajan, hacen recorrido diario en metro o van al parque a diario, lo del e-book es todo un invento. Incluso veo una gran utilidad en el libro electrónico aplicado en las escuelas, algo que iría a favor de las espaldas de nuestros hijos y del buen estado de nuestros bolsillos sobre todo al inicio de curso. Sin embargo, aún me subo al carro del libro impreso y continúo apegada a las tapas de colores y a la impresión realizada con cuidado y esmero.

En estos tiempos de crisis editoriales, de batalla enfrentada entre EBOOKS &EWOKS, me parece admirable la idea, casi épica, de abrir un establecimiento de venta de libros, por eso he de dar una gran ovación a una nueva librería que han abierto en la isla, se llama “Erase una vez…”, está centrada en literatura infantil y juvenil, aunque también venden libros para otras edades y, al entrar en ella, puedes disfrutar de una agradable conversación sobre el mundo de la lectura y los libros. Todo un reto que merece, sin duda, un gran aplauso.

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to EBOOKS & EWOKS

  1. pilar says:

    Nunca cambiaré mi edición de papel de Cien años de soledad por una edición digital. Nunca¡¡¡
    También aqui han abierto una nueva libreria infantil que se llama el Lobo Feroz. Como tu bien dices una ovación para los valientes.
    besos

  2. fhurerpepe says:

    Wow… Estoy 100% de acuerdo contigo, soy de México y tampoco cambiaría los libros tradicionales por los electrónicos, es una sensación increíble e indescriptible tener el libro en tus manos, como bien comentabas, pasar las hojas, procurar tenerlo en las mejores condiciones, etc… Pero tampoco debo negar que se puede sacar algo bueno de los e-books, por ejemplo de la literatura clásica, algunos libros son dificilísimos de encontrar físicos, y confieso que he optado por el e-book, aclarando por supuesto que es siempre…mi ultima opción
    Saludos y EXITO…me incluyo también en las felicitaciones a las librerías viejas, nuevas y venideras

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s