EL PUENTE INVISIBLE

Ni estamos en el inicio de la primavera, ni esto es una prueba para ver si ha terminado un invierno que todavía está por llegar. No. Sin embargo, estos días que vivimos me recuerdan increíblemente a la película “Atrapado en el tiempo” donde Bill Murray vivía una y otra vez el Día de la Marmota. En este puente invisible, que dicen algunos tener, vivimos un lunes eterno, un comienzo de la semana perenne, y si ya son difíciles los lunes normalmente, cuando vienen en ración triple, el camino se hace muy, muy, cuesta arriba. Luego está la otra cara de la moneda, si bien esta semana tenemos tres lunes, también tenemos tres viernes porque las tardes de estos días repetidos son la esperanza del día festivo que vendrá.

Mis biorritmos se vuelven locos, ¿me toca estar alegre o triste? ¿He de levantarme pronto o puedo quedarme a dormir un poquito más? ¿Trabajo en casa o fuera de ella? ¿hoy es miércoles o domingo?

El puente invisible se me está haciendo  muy, muy, largo.

This entry was posted in ARTÍCULOS. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s