GRITAR

He leído que, según las estadísticas, una vez cada 620 minutos alguien que nos rodea tiene ganas de gritar. Me pregunto por qué no lo hacen y, sobre todo, pienso en las consecuencias de no hacerlo.

Gritar, como reír o llorar, es una manera adecuada de liberar tensiones internas, males invisibles, pesadas losas que van menguando nuestra estatura día a día. Y así, menguados, hemos de continuar el camino con las mismas cargas, incluso mayores que las que teníamos cuando todo comenzó.

Por ello, evitando toda reducción interna, gritemos, chillemos, corramos, lloremos, silbemos, cantemos y rompamos cadenas interiores que nos atan a la desesperanza y al retroceso.

Vivir reprimido puede ser la más terrible de las condenas. Horror vacui. ¡Hablemos!

This entry was posted in ARTÍCULOS. Bookmark the permalink.

One Response to GRITAR

  1. fpjerez says:

    “Suffering should be creative, should give birth to something good and lovely” Chinua Achebe

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s