EL MEJOR

En estos días está de promoción, lo que es una suerte porque da gusto escucharle. Siempre que oyes una de sus conversaciones aprendes algo. No se limita al guión, de él brotan palabras sinceras, parte de lo sencillo, es un tipo corriente. Es Manolo García, the best, el mejor. Su presencia me ha acompañado en los últimos veinte años. Sus canciones forman parte de esa banda sonora vital, del código genético, casi diría yo familiar.

Mi historia, seguramente como la tuya, con Manolo García surge con El Último de la Fila (yo escuché al grupo precursor Los Perros, después de conocer al Último). Me subí al carro con “Cuando el amor entra por la puerta…” y, sobre todo, con “Enemigos de los ajeno”. Soy de Insurrección, de la Piedra Redonda, de Soy un Accidente, Para qué sirve una hormiga y de Flores Raras. Uno de mis remites favoritos en mi tiempo estudiantil era aquello de. “A veces escribo cartas, para no sentirme atado…” o “Un día color de melocotón, cuando todos seamos libres…” Era de las que ponía la cinta hasta que saltaban “los trocitos de hierro y cromo”, como dice Kiko Veneno. Luego vinieron los conciertos,  he perdido la cuenta de las veces que he visto a El Ultimo y después a Manolo. Para mí sus directos son casi necesarios, floto en la nube de la inconciencia, disfruto en cada segundo. En mi pandilla juvenil, adoptamos al grupo y, sobre todo a Manolo, como parte de nuestro contenido vital. Con sus canciones participamos en un concurso de play-back en más de una ocasión. Algo así ocurrió con mi familia, cualquier encuentro familiar es bueno para cantar Viento Mistral, La Sombra de una Palmera, Pájaros de Barro o Como un Burro aparcado a la puerta de un baile.

Sé que muchos dicen que Manolo es el hombre de una sola canción. Pero sus temas musicales son composiciones poéticas con las que mucha gente se identifica. Ayer escuché una definición de su persona como “un hombre del Renacimiento”, porque es un artista completo. Su objetivo es expresarse, punto. Tuve ocasión de acudir a una rueda de prensa que ofreció en la ciudad capital hace ya muchos años, fue después de un concierto y éramos muy pocos periodistas. Su cercanía era enorme y sus palabras me llegaron al alma. Fue un momento que jamás olvidaré. Por supuesto me firmó un autógrafo en el que se despedía diciendo BESOS 1000, desde entonces es mi despedida en cartas e emails.

BESOS 1000.

http://www.manolo-garcia.com/

“Los sueños están para luchar por ellos, incluso no consiguiéndolos, también está bien si has luchado”

This entry was posted in MÚSICA and tagged . Bookmark the permalink.

2 Responses to EL MEJOR

  1. Pilar says:

    Tengo el placer de guardar en un casete y como oro el paño las palabras de Manolo en esa rueda de prensa que me grabo mi amiga del alma. Que maravilloso concierto¡
    …y mi débil engranaje golpetea azorado en completa confusión.
    Solo él puede escribir una metáfora asi¡
    besos

  2. Rosanna says:

    Sabía que llegaría tu comentario, sabía que tendrías que decir algo sobre las nuevas historias que nos regala Manolo. Porque sus canciones son historias, reflexiones, siempre interesantes y profundas… Me gusta la primera canción de este nuevo CD “todos amamos tan ciegamente alguna vez…. que intentaríamos besar la boca al diablo, peinar el viento. Todos amamos desesperadamente…”. En fin, comparto vuestro gusto, chicas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s