Happy, thank you, more please

Hoy quiero pedirte algo. Imaginariamente cierra los ojos y escúchame. En tu interior, se cuela mi voz para darte las gracias por prestarme atención, por leerme, por estar ahí. Me siento feliz por ello y deseo que este momento jamás termine.

Hoy quiero pedirte algo. Busca un momento en el día que comienzas. Un instante de esos que pasarán a la historia de tu trayectoria personal, sin que nadie lo sepa. El segundo en que cruzaste la mirada con alguien que te importa, la repentina sonrisa que surgió entre vosotros, la palabra amable y sin sentido que, sin embargo, ¡significó tanto! Busca ese momento. Disfrútalo. Guárdalo en el rincón del alma donde escondes los segundos de felicidad, a salvo, aunque el mundo lo ignore, seguro de que nadie los encontrará jamás.

Y… una vez escondido el gran tesoro que supone un instante de felicidad espontánea, no te conformes. Pide más. Déjate querer y piensa que habrá muchos más momentos como este, donde es fácil ser feliz sólo por una mirada, por una sonrisa espontánea, por un beso furtivo, por un roce de manos, por una palabra oportuna en el momento preciso, por un gesto sencillo cargado de contenido. Feliz, gracias, quiero más.

(La película “Happy, thank you, more please” te hace reflexionar sobre todo esto. Sobre esos pequeños segundos que aparecen en nuestra vida de repente y que debemos guardar como un preciado tesoro, sin conformarnos, siguiendo la pauta de nuestro corazón.)

This entry was posted in ARTÍCULOS, CINE and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s