La ciudad de los gatos

Ocurrió que cuando abrieron los ojos, ya todo el mundo se había marchado. El gigante de la despoblación había arrasado con todo lo que encontraba a su paso. Habían estado tan ocupados hablando y discutiendo sobre quién ordenaba a quien, quién mandaba a quien, que no se habían dado cuenta de que la gente se había cansado y había desaparecido agobiada por la impaciencia de vivir en una isla sin rumbo fijo. La banda sonora de todas las voces mezcladas a la vez dio paso al silencio. La realidad se vislumbraba como una pesada losa difícil de levantar. Cuando se quitaron la venda se dieron cuenta de que en aquel lugar ya sólo quedaban los gatos. Era la ciudad de los gatos.

This slideshow requires JavaScript.

This entry was posted in HISTORIAS and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s