ME OLVIDÉ DE PONER EN EL SUELO LOS PIES

Mi historia con la música de Extremoduro va muy ligada a mi hermano David. En realidad, gracias a mis hermanos he escuchado todo tipo de música, la traían a casa y el lugar se convertía en una amalgama de sonidos y estilos donde todos nos contagiábamos de todo. A mi hermano David he de darle las gracias (además de por millones de cosas más)  por descubrirme a este grupo radical, por dejarme el libro de Roberto Iniesta que me hizo alucinar (no tanto como al autor pero sí mucho) y por enseñarme esta canción que he escuchado mil veces sin cansarme: “Dulce introducción al caos”.

“Se rompió la cadena que ataba el reloj a las horas, se paró el aguacero ahora somos flotando dos gotas. Amarrado un momento a la cola del viento me siento mejor. ME OLVIDÉ DE PONER EN EL SUELO LOS PIES Y ME SIENTO MEJOR. VOLAR. VOLAR”


This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s