CARGA POSITIVA

En la mañana de ayer, amanecí sin brazos. Tras cinco días de trabajo y tensión constante, me desperté temprano con el ruido del despertador. Sin embargo, no podía apagarlo. Mis brazos eran dos figuras inertes al lado del cuerpo, pero no respondían a mis estímulos. A golpes logré apagar el temible sonido mañanero. Poco a poco, la sangre fue corriendo por mis extremidades y el hormigueo surgió como savia mágica por cada uno de mis dedos. Lo llaman pinzamiento y me suele ocurrir cuando se acumula tensión en mi espalda y cervicales. Y es que he dormido poco, corrido mucho y la adrenalina ha viajado por mi interior a mil por hora en estos días. Sin embargo, me he sentido bien, llevando a cabo el trabajo soñado y para el que me he estado preparando muchos años, esto me hace vivir más alegre, mejor.

Y es que hay situaciones que sacan lo mejor de ti, lo bueno que todos llevamos dentro. En este mundo, ni todos somos blancos ni todos somos negros. Somos una mezcla estupenda que se llama ser humano. Oí en un acto público, hace una semana que hay personas y situaciones que te hacen sacar la carga positiva que tienes dentro. En el día de ayer, escuchando en la radio al doctor Mariano Alonso Puig reafirmé esta idea. Él habla de reinventarse a diario, de empezar de cero si la cosa se pone mal, utilizando los recursos que tenemos a nuestro alrededor. También explica que debemos huir de las personas con carga negativa, que tienden a contagiarlo todo, observando la cara mala del mundo y absorbiendo la poca o mucha perspectiva positiva que nosotros tenemos. Le entrevista que escuché en la radio fue muy interesante y te animo a escucharla (podcast de “En días como hoy” en RNE del 10 de marzo, tercera hora. http://www.rtve.es/podcast/radio-nacional/en-dias-como-hoy/).

Cambiar nuestra perspectiva de los días grises puede llegar a ser difícil. Ni la naturaleza ni nuestro entorno muchas veces hacen posible que modifiquemos nuestro punto de vista. Sin embargo, lucho por despertar mis brazos para conseguir mi meta, y si empleo todas mis fuerzas, sé que la alcanzaré, aunque al principio no respondan a mis estímulos. En la búsqueda de lo positivo que hay en mi interior, siempre encuentro porque sé que existe savia nueva y un nuevo día me está esperando.

Levanto el alba con una sonrisa …. Y un beso.

This entry was posted in ARTÍCULOS. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s