FEBRERO EN LA ISLA

Por febrero, ocurre en la isla idéntico fenómeno anual. El tiempo se detiene y el lugar queda aislado del exterior, una porción de tierra suspendida en el aire envuelta en una burbuja transparente. Los que aquí residimos no nos damos cuenta, apenas percibimos que parece que los días no pasan y que la comunicación con el exterior se ralentiza hasta tal punto, que nuestros oídos se cierran a toda información que provenga de fuera.

A pesar de todo, la naturaleza se revela y sigue su curso. Ignorando el hermetismo, el río sigue fluyendo, los almendros blanquean su aspecto y explotan con alegría inusitada revelándose ante la tristeza del invierno, y las nubes dibujan espuma de mar en las cumbres de las montañas que rodean la isla. Promesa marítima que da alas a la imaginación tan necesaria para romper el pensamiento único. Volemos.

This slideshow requires JavaScript.

This entry was posted in ARTÍCULOS and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s