DISCOS SOLICITADOS

Lo confieso. Ayer dediqué un disco con motivo de San Valentín. Lo admito. Me encantó dedicarlo. Mi placer fue doble por el hecho de que se lo dediqué a la persona que me acompaña en este camino y a la que quiero muchísimo, y porque lo hice por teléfono a través de la radio, mi medio, mi sueño cumplido y tal vez perdido, mi forma ideal de vida. Fue en un programa de radio de esos que ya no se estilan, donde la gente llama para pedir una canción y dedicarla. Me pregunto por qué se pierden las buenas costumbres. Ni lo entiendo ni lo entenderé.

La sección de discos solicitados era muy habitual en otros tiempos. En la isla (donde y vivo y escribo), en los años 60, la gente ahorraba un duro para ir a solicitar discos a la emisora de radio local. Iban al lugar donde estaba ubicada, hacían cola sobre todo en fechas señaladas como el Día de la Madre, seleccionaban uno de los discos disponibles, pagaban el duro y finalmente decían su dedicatoria: “A mi nieta, en el día de su cumpleaños”, “A mi madre, por se tan buena”, “A María, por ser mi estrella y mi luz”. ¿Cursi? ¿Empalagoso? Pienso que no. Si a mí me hubieran dedicado un disco en ese momento, sería una persona feliz por un instante. Mi sonrisa se dibujaría durante algo más de veinte segundos. Y posibilitar instantes de felicidad, aunque sean muy pequeños, es lo que nos hace levantar a diario, nos da fuerza y energía.

Por ello, reivindico esa sección, que en la actualidad se reduce a los programas matinales en las radios especializadas y muchas veces con el subgénero de “gasto una broma aunque sea pesada para que no me olvide”. Reivindico la necesidad de expresar nuestros sentimientos y transmitir lo que sentimos. Pido que en este día, tú que por casualidad me estas leyendo, dediques la más genial de tus sonrisas a una persona que vive a tu lado, que te hace sentir bien, que seas consciente de ello. Puede ser tu padre, tu madre, tu amigo, tu amiga, tu compañero, tu compañera, tu colega de trabajo, tu hijo, tu esposo, tu esposa, tu hija, tu vecino…. Dedícale un disco imaginario y si el resultado es positivo y esa persona te devuelve la sonrisa, recuerda que el momento mágico se ha cumplido y este será el mejor titular de tu genial día.

Muy pronto: Sección radio. La Caja de Pandora. 2ª parte.

This entry was posted in ARTÍCULOS. Bookmark the permalink.

3 Responses to DISCOS SOLICITADOS

  1. Victor says:

    Viene a tu encuentro,
    desde el olvido,
    reclamando una deuda
    que nunca acabas de pagar,
    arrastrando lo que fue
    y lo que pudo hacer sido,
    y se pone a revolver
    en el poso del ayer.

    Y te manda a la lona
    de un gancho al corazón
    una vieja canción
    pasada de moda,

    que a tu pesar invoca
    los besos del ayer
    y los vuelve a poner
    en tu boca.

    Y nos toma,
    nos trae,
    nos lleva,
    nos hiere,
    y nos mata,
    tan dulce
    y tan ingrata,
    una vieja canción.

    Rastreando lo que fuiste,
    con la memoria infiel,
    buscarás por aquel
    tiempo que ya no existe

    los restos del naufragio
    que hoy devuelve la mar
    al volverla a escuchar
    por la radio.

  2. Pandora Noviembre says:

    Preciosas palabras Víctor. Me han encantado. Muchísimas gracias.

  3. Rafael J. says:

    Hay que haberlo vivido para sentirlo de esa manera. Gracias por hacerme recordar… lo que nunca olvido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s